Category Archive: Peony Author Press

Chan Koonchung: “Los padres chinos no hablan a su hijos de Tiananmen para no meterles en problemas”

Llega a España Años de prosperidad, novela que denuncia la manipulación de la historia nacional a manos de las autoridades chinas

Fat Years Spain

Click here to read more »

Chan Koonchung reflexiona sobre el coste humano de la prosperidad

El escritor de ‘Años de prosperidad’ afirma que China vive una mezcla de capitalismo con las ideas de Mao

Fat Years Spain

 

Click here to read more »

Chan Koonchung

De su novela ‘Años de prosperidad’ (Ed. Destino) se ha escrito «Una fábula fascinante de la China que viene» en The New Yorker o “Una satírica novela sobre un vertiginoso y triunfante país que no ha gustado nada a las autoridades chinas” en Forbes. A modo de monólogo interior, diario íntimo y crónica documental, en sus páginas Chan Koonchung ahonda en la denuncia, pero también reflexiona sobre la necesidad de la amistad y el amor para la supervivencia del hombre.

Fat Years Spain

 

1. ¿Cree que en Occidente tenemos una visión muy distorsionada de su país? ¿Cree que la literatura es una buena forma de tender puentes?

No sólo Occidente tiene dificultades para enteder a China. Incluso los propios chinos tienen problemas para entender el país, como queda evideciado en nuestra forma de relacionarnos con Hong Kong y Taiwan. Incluso nos cuenta entender a la China misma. Por eso hay tantas interpretaciones y en definitiva, mi novela es justo una de estas interpretaciones.

2. ¿En qué te inspiraste para escribir Años de prosperidad?

Lo que sucedió en China en el 2008. Fue el año en que se celebraron los Juegos Olímpicos y estalló la crisis económica mundial. Creo que es fue un año crucial porque sentí que la mentalidad de muchos compatriotas cambiaba. Ellos creían que todo estaba bien, que China lo estaba haciendo muy bien y que Occidente no era tan bueno como siempre había querido mostrarse.

3. ¿Por qué China,que cada vez más va progresando, consiente que su sociedad viva sin idealistas, permitiendo que haya personas que estén vigiladas por el gobierno o encerradas en prisión injustamente?

El Partido Comunista busca legitimar su poder monopolizante maquillando perfectamente el pasado y presente de China. Sólo quiere una versión de los hechos y en ésta no acepta ningú disidente, no quiere que nadie ponga en peligro esta legitimidad. Si el pueblo conociera realmente estas atrocidades, estoy seguro que pedirían un cambio.

4. ¿Cree que en un futuro, los seres humanos seríamos capaces de pagar con el olvido por tener unos años de prosperidad económica, y más aún ahora con la recesión que asola el Mundo?

Creo que todos los seres humanos olvidan. Ocurre todo el tiempo. Pero, en un lugar de mayor libertad de expresión, si hay alguien que recuerda, alguien que quiera estudiar el pasado, que quiera esclarecer la verdad, podrá hacerse oír y recibir el apoyo de otros.

5. En la novela te acercas a toda una generaciónde jóvenes, chicos que están muy inmersos por el consumismo de hoy en día. ¿Cuál fue tu documentación? ¿Te documentaste o te basaste en tus propias experiencias?

Tomé información de varios medios. Llevó más de 10 años viviendo en Pekín y he estado trabajando en los noventa como consultor para varias compañías y además, he estado en contacto con numerosos intelectuales chinos que tiene hijos adolescentes de esta generación de la que hablas. He estado dando charlas a gente joven, con lo cual también tengo experiencias e intereacciones de primera mano.

6. ¿Cree que el amor, la amistad son los ingredientes que nos pueden salvar del olvido? ¿Es el amor el emento esencial para la supervivencia humana en un mundo dictatorial?

Creo que el amor y la amistad son las mejores cosas de la vida, pero no nos salvarán del olvido y seguramente, tampoco salvará al ser humanos de su propia autodestrucción. A largo plazo, soy bastante pesimista sobre la especie humana en general. Para dar un ejemplo, los padre chinos -que han sufrido hambruna- quieren tanto a sus hijos que les dan demasiada comida. Hay un problema grave de obesidad en China en estos momentos.

7. Buenas tardes; soy estudiante de economía y pasé el pasado año en China gracias a una beca de estudios. Mi pregunta es la siguiente: ¿Cree usted que en un futuro próximo habrá una revolución social en china que luche por las libertades y contra la represión del gobierno? muchas gracias

Creo que habrá pequeños cambios pero no una auténtica revolución. La oportunidad de una revolución ha estado allí pero se ha esfumado. Sin embargo, la población china tiene más libertad en relación a hace 20 años y todavía puede ganar más.

8. ¿Por qué los protagonistas son los únicos que recuerdan los disturbios, si todo China se encuentra inmersa en la amnesia y el olvido colectivo?

Es una suerte que por lo menos algunas personas sí que se acordaran. Aunque quizá es mala suerte para ellos recordar demasiado.

9. ¿Cómo valora las críticas? Por lo que se ve, las que ha recibido son muy positivas.

Muchos estudiosos sobre la cultura china y corresponsales de medios internacionales en China han valorado muy positivamente la novela. Pero cuando pensé en escribir mi libro, mis lectores ideales eran los intelectuales pekineses. De hecho, fueron los debates de estos intelectuales en sus blogs lo que llamó la atención del resto de la prensa. Por un lado, no esperaba tanta buena acogida en general. Pero, me ha llenado mucho recibir la afirmación por parte de estos intelectuales, que han dicho de mi obra que se acerca a la verdad. Los intelectuales chinos son muy duros con los autores autóctonos, así que es todo un alago. Y es que es muy difícil complacerlos cuando se trata de hablar de China.

10. ¿Qué le cuentan los lectores de “Años de prosperidad” en su país? ¿Se identifican?

Las primera reacciones fueron las de los intelectuales, que abrieron la discusión en internet. Durante los primeros meses, todos los debates en la red eran muy entusiastas. Con el tiempo, empezaron a decir que no había nada de especial en esta novela e incluso hubo algunas críticas negativas. Pero, lo más extraño es que nunca ha habido ninguna respuesta absolutamente negativa de gente cercana al Partido Comunista. En internet, hay una auténica lucha entre los disidentes y los partidarios del Gobierno. Y sin embargo, mientras que los disidentes apoyaban rotundamente esta novela, los partidarios no se han pronunciado firmemente.

11. ¿Piensa que aquí, en Europa, somos más felices?

No lo sé con seguridad, pero ha habido una gran esperanza hacia Europa. Se ha tenido mucho respeto hacia su democracia social y siempre se ha contemplado Occidente como un modelo económico, pero esta no deja de ser una visión de la intelectualidad china.

12. Vivo en Pekin y me gustaría que hablara aun más sobre la ignorancia inducida en el pueblo chino y la burbuja en la que se le intenta imponer a base del control de la información y la censura brutal en internet.

Hay un gran vacío de conocimiento entre generaciones. Los jóvenes no han aprendido en la escuela ni han visto en los medios la historia más reciente de China. Aunque para las generaciones anteriores, esto es conocimiento general, los mayores no les cuentan a sus hijos esta Historia porque meterían en problemas a sus propios hijos en la escuela. En mi libro, digo que ahora en China hay un 90% de libertad. Eso lo dice unos de los protagonistas, es su percepción. Hay mucha gente feliz en tener este 90%. Es humano no gastar nuestra energía en luchar por ese 10% o menos. Al contrario que en el libro de Orwell, “1984″, cuyos personajes no tiene para nada libertad. Una persona que visitara por primera vez China tiene la sensación de estar en un país libre. La gente joven siente que la información está solamente a un clic de distancia hasta que se encuentran que sus blogs han sido borrados o que los blogs que solían leer ya no existen. Es cuando se dan cuenta que el Gran Hermano les está observando.

13. ¿Considera que el consumismo y felicidad van de la mano?

La abundancia del consumo ayuda a la amnesia. La posibilidad de comprar y adquirir muchos productos ayuda a olvidar y a estar en el presente creado por este consumo, lo que se percibe como felicidad. Pero, no sé si van de la mano. Hay quien cree que el momento más feliz de la sociedad china fueron los años posteriores a la liberación comunista, aunque se vivía en un claro estado de carencia material. Felicidad y consumismo, al fin y al cabo, no casan como un guante y una mano.

14. Al final hay un idioma que todo el mundo entiende y es el del dinero. En este sentido, China ha encontrado su lugar en el mundo. ¿No cree?

En un plazo medio, el progreso de China es imparable. Hay otros países emergentes, pero China es el más destacado. En comparación, Europa y Estados Unidos descenderán en este sentido. Pero China aún así necesita del resto del mundo, aunque sea para utilizarlos para su propio beneficio. Pienso que a corto plazo habrá obstáculos económicos incluso para China, de los cuales se recuperará. Aunque cada vez será más importante, que vaya a dominar o no el mundo, ya se verá. No creo que haya una sola hegemonía como la que ha habido largo tiempo con Estados Unidos.

 

http://www.elmundo.es/elmundo/encuentros/invitados/2011/11/15/chan-koonchung/

Jessica Rudd : Interview with Hughesey and Kate on Nova’s breakfast show

 

 

Jessica Rudd discusses Ruby Blues on Melbourne Talk Radio

Les Années fastes, contre-utopie sur la Chine de 2013

Par Brice Pedroletti

Ecrit en 2009, publié la même année à Hongkong et Taïwan mais interdit en Chine, Les années fastes (Editions Grasset, janvier 2012), du Hongkongais Chan Koonchung, 59 ans, l’un des rares romans d’anticipation politique sur la Chine d’aujourd’hui, situe son action en 2013. Au moment où la République populaire, toujours placée sous le régime du parti unique, entame alors l’an II de son “âge d’ascendance dorée”. Le lire en 2011, l’année où dans le roman tout a basculé, procure donc un frisson particulier, tant le scénario qu’il tisse, fait écho, en la déformant, à la réalité de ces derniers mois : l’Occident a fait faillite, et ne s’en remet pas – on pense bien sûr à la crise européenne.

La menace du chaos, et d’un déraillement de la seconde économie de la planète, conduisent les autorités communistes à prendre les choses en main : une répression terrible s’abat sur le pays au sortir du Nouvel an chinois, coïncidant peu ou prou avec l’hystérie policière qui, en février et mars dernier, a conduit à des dizaines d’arrestations et de disparitions dans les milieux d’activistes.

Fat Years French Click here to read more »